Current track

Title

Artist

Background

Los Monstruos de Pensilvania. Cuando pedir perdón no basta

Written by on March 19, 2018

Juan Carlos Valderrama

amimaneranewyork@aol.com

.  

La Madre de las iglesias se ha visto azotada, conmocionada e impactada documentadamente por uno de los más grandes escándalos sexuales de los últimos tiempos.

Los hombres de Dios a su servicio, defensores de la fe y la conversión de las personas al sistema de creencias han fallado una vez más, inmersos están ellos en una de las mayores catástrofes morales y crisis espirituales, pero está vez lo han hecho de tal manera que el escándalo supero al pecado, dejando reducido a casi nada lo sucedido en Chile , Escocia ,Boston y otros tantos lugares.

En el presente caso, desde 1940 son alrededor de más de Setenta años de abusos sexuales en actos definidos como pedófilos, se encuentran involucrados entre ellos más de trescientos sacerdotes, aunque no se asegura que todos esténincluidos,así como obispos, monseñores, clérigos, seminaristas, ayudantes, diáconos, ex cardenales, arzobispos, que destruyeron la inocencia de niños, niñas y adolescentes.

Pero lo cierto es que se instaló en Pensilvania una estructura de características similares a una “organización criminal ”un “círculo secreto” que ocultaba, encubría, mentía, compraba, silenciaba el dolor y sufrimiento de cientos y por no decir de miles de víctimas de las que nunca conoceremos las cifras reales por diversos motivos, el jurado considera que “el número real” de niños abusados pudiera ser de miles ya que se perdieron muchos archivos y las victimas temían hacer denuncias y otras nunca se presentaron a declarar.

La investigación duro alrededor de dos años y concluyo que hubo un encubrimiento sofisticado y sistemático por altos funcionarios de la iglesia en Pensilvania y el Vaticano. Para elaborar el informe se escucharon los testimonios de decenas de testigos y victimas y se revisaron medio millón de páginas de documentos internos de los propios “archivos secretos” “ memorándums confidenciales ” de las diócesis donde se encontraron los nombres de más de mil casos de niños que fueron víctimas documentadamente , lo que fue el eje de la investigación. 

Hubo fiscales que obstruyeron la justicia, cancelaron investigaciones de religiosos acusados “para prevenir la publicidad desfavorable” hacia la iglesia, lo que servía como favor político para que estos funcionarios hicieran carrera política en la zona demostrando la convivencia del sistema religioso y político.

Imposible que una inmensidad de sentimientos encontrados tales como pena, dolor, desconfianza, tristeza, culpa, rabia, arrepentimiento, vergüenza, remordimiento, negación, ante actos tan despreciables, aborrecibles y trágicos no nos invadan.      

¿Pero cómo se ocultaban todos estos casos?  algunas autoridades eclesiásticas convencían  a las víctimas de no acudir a la justicia y presionaron a las instancias judiciales civiles de evitar las investigaciones ,al  respecto ,se minimizaban los casos y utilizaban eufemismos, nunca utilizaban el término “violación” sino “contacto inapropiado” o “cuestión de limite ” se utilizaba personal no calificado para realizar las investigaciones discrecionales , se enviaban a los predadores a  “evaluación ” a centros de tratamiento psiquiátrico administrados por la iglesia ,los informes eran elaborados por los mismos miembros del sacerdocio y se basaban en las declaraciones de los  mismos sacerdotes implicados  , cuando un sacerdote era destituido no se explicaba el  Por qué? , cuando eran descubiertos se les enviaba a un nuevo destino donde nadie supiera que era un abusador de menores , se perdieron expedientes , se guardaban en archivos secretos las quejas y nunca se informó y denuncio los casos a la policía, una verdadera estrategia de ocultamiento, bajo un encubrimiento sofisticado y sistemático prefirieron proteger a los abusadores , la reputación de la   institución y su imagen pública, evitando los escándalos, las demandas económicas. En algunos casos aceptaron sus renuncias, pero les permitieron que cobraran sus pensiones.Persuadían a las víctimas que guardaran silencio.

¿Hay preguntas como cuál sería el efecto traumático en los individuos y en la sociedad?  Habría que preguntarse cuál es o fue el impacto en el desarrollo psicológico y psicosexual de las víctimas si entendemos que los actos cometidos fueron forzando la voluntad de ellos, llevando la posibilidad de que ellos pudieran haber replicado dichos actos tanto dentro de su familia,asícomo en lugares próximos como la escuela, sus centros de estudios o el trabajo.

Otra pregunta de urgencia es cuántos de estos monstruos han recibido el castigo terrenal que se merecen por malograr la vida a estos niños, niñas, adolescentes y traicionar la confianza de los padres de familia que entregaron  sus hijos a estás bestias.

Cabe decir que cientos de víctimas como de victimarios para estos momentos ya no se encuentran en este mundo que habitamos, otro tanto ya no vive en Pensilvania es decir se movilizaron a otros estados o países.


Reader's opinions

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *