Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha
January 22, 2019

 

Brexit duro o blando: ¿cuál será el impacto en la economía británica?

Por Juan Carlos Bejarano de RFI

 

Londres- Pese a los esfuerzos de la primera ministra británica por presentar un pacto que convenza a los euroescépticos de su partido, a sus socios en el gobierno y a los diputados de la oposición, lo más probable es que la Cámara de los Comunes rechace el acuerdo de Theresa May.

Denis McShane, exministro europeo autor de tres libros sobre el Brexit, estima que “el acuerdo que la señora May ha firmado con Bruselas ha resultado ser muy impopular porque es un pacto muy malo. Implica años y años de negociación entre Reino Unido y los otros 27 países de la Unión Europea sobre nuestra futura relación. Realmente el acuerdo no soluciona la incertidumbre actual por el Brexit, sencillamente la prolonga por muchos años”.

Además, añade, “todo indica que un gran número de diputados del Parlamento, posiblemente la mayoría, va a rechazar el acuerdo, lo cual va a crear una crisis política de grandes magnitudes en este país. En mi opinión, el Brexit no ha tenido el éxito esperado ni ha llenado las expectativas de quienes abogaban por una salida de la UE hace dos años y medio, durante la campaña. Ahora hay que encontrar otra solución”.

Posibles consecuencias de una salida sin acuerdo

La no aprobación de la propuesta de Theresa May para el Brexit puede generar una crisis constitucional sin precedentes en Reino Unido, y de paso dejarlo al borde de una salida sin pacto alguno, lo cual ya genera una enorme incertidumbre.

Según el gobierno británico, una salida sin acuerdo afectaría las importaciones y exportaciones, provocando controles de aduanas, nuevos aranceles e impuestos. Igualmente, la libra esterlina podría debilitarse, cayendo por debajo del euro y del dólar.

No obstante, para quienes apoyan una ruptura total con la Unión Europea o una salida sin acuerdo, como el diputado euroescéptico del partido conservador Peter Bone, las advertencias del gobierno no tienen fundamento: “Sobre el tema de nuevos aranceles, realmente Reino Unido no necesita imponer nuevos aranceles a las importaciones que vengan de la UE, por consiguiente, no hay necesidad de que ésta imponga aranceles a nuestros productos. Creo que el intercambio comercial continuará de la misma manera cómo hasta ahora”.

“En lo que tiene que ver con controles aduaneros”, prosigue Bone, “en realidad las inspecciones a productos europeos o de otros países son mínimas. Yo solía importar y exportar a todo el mundo y mis productos siempre llegaron a tiempo. Lo de los retrasos es un mito”. En cuanto a la economía, el exministro considera que “claro que el Brexit va a tener un gran impacto, pero será positivo porque nuestra libra esterlina se devaluará lo cual rebajará el costo de nuestras exportaciones y aumentará el de las importaciones, y esto es bueno para la economía británica.

Un impacto negativo para la economía británica

Para Iain Begg, profesor de Estudios Europeos de la London School of Economics, quienes defienden un Brexit sin pacto apuestan a una devaluación de la libra esterlina, algo que puede tener efectos negativos a largo plazo: “Todas las investigaciones académicas y gubernamentales concluyen que entre más grandes sean las barreras entre Reino Unido y la UE después del Brexit, mayor será el costo para la economía británica. Hay unos que creen que esto no será un problema porque sencillamente piensan que esto se soluciona devaluando la libra esterlina para ser más competitivos.

Facebook Feed USALA